No tener nunca la sensación de haberme rendido sin intentar lo que quiero.
Sara - España