Echo de menos los abrazos a mis abuelos y no sé si nos vamos a atrever a volver a darlos. No sé si podremos perder el miedo
Eva E. - València